REFLEXIONES DE DERECHO

ANALISIS DE LA SENTENCIA 168 -13 DEL

TRIBUNAL CONSTITUCIONAL 

Autor: MANUEL MIRANDA

Mucho alboroto por los grupos haitianos, deseosos de que la añorada “una e indivisible” sobre la isla de Santo Domingo sea realidad inmediata, para cobrar sus chelitos rápido y disfrutarlos al extranjero.

Cosa que no es posible, porque se trata de un proceso escalonado, que debe llevar su tiempo… Así que mejor que se aguanten las ganas hasta el 2020 y que se chupen los apagones, impuestos, combustible caro/malísimo, calor, corrupción y a los haitianos "que tanto aman”.

Lo que sí quiero es analizar y explicarles brevemente, el contenido y alcance de la sentencia TC/0168/13 dictada por el Tribunal Constitucional de República Dominicana, acerca de las condiciones para ser nacional dominicano.

Sin muchos preámbulos, les explicamos:
1) LA NACIONALIDAD POTESTAD SOBERANA DE LOS PUEBLOS, de conformidad a la Convención de la Haya de 1930 de Nacionalidad, cada país, cada pueblo, es SOBERANO para determinar por sus leyes internas, quien o no es, merecedor de su nacionalidad.

Esa potestad, viene del PRINCIPIO DE AUTODETERMINACIÓN DE LOS PUEBLOS.
2) EL HIJO DE EXTRANJERO PUEDE SER DECLARADO EN EL CONSULADO DEL PAÍS DE SU PROGENITOR. Si un país determinado, en sus leyes internas, prohíbe la nacionalidad para el hijo del extranjero, POR LA RAZÓN QUE FUESE,  las Convenciones de Apátridas de 1954 y 1961, le dan la opción de ser declarados en el Consulado correspondiente, para que disfruten o mantengan la nacionalidad de sus padres.


3) LA CONSTITUCION HAITIANA CONCEDE NACIONALIDAD A LOS SUYOS NACIDOS EN EL EXTRANJERO... Basta con ser hijo de haitiano, para que le sea concedida, de conformidad al artículo 11 de esa Ley Fundamental.

4) LOS HAITIANOS NACIDOS EN SANTO DOMINGO SON HAITIANOS, ese PRINCIPIO UNIVERSAL ha sido reiterado en varios Tratados Bilaterales entre Haití y República Dominicana, en especial los Pactos de explotación cañera de 1928 (a raíz de la ocupación americana), Protocolo de Repatriación de 1999, Contratación de nacionales del 2000, entre otros.

5) LAS CONSTITUCIONES Y LEYES DESDE 1929 HASTA EL 2010 han sido coherentes en otorgar la nacionalidad dominicana, a todo aquel hijo de dominicanos o extranjero con RESIDENCIA LEGAL en su territorio.
Exceptuando a los hijos de diplomáticos y extranjeros en condición de “tránsito”.

6) EXTRANJERO EN TRANSITO ES EL ILEGAL O BAJO CONTRATO POR TIEMPO DETERMINADO. En el caso de los haitianos:

a) Vienen a territorio dominicano, BAJO CONTRATO POR TIEMPO DEFINIDO por el Consejo Nacional del Azúcar, para trabajar en la industria azucarera, termina la zafra o temporada, regresan a su país.
b) EL HAITIANO AL NO PODER DEMOSTRAR CONTRATO DE TRABAJO INDEFINIDO O EMPRESA CONSTITUIDA, PROPIEDADES REGISTRADAS EN SU NOMBRE, ETC., se encuentra imposibilitado de demostrar que ingresa a territorio dominicano para quedarse definitiva e ininterrumpidamente en él, Por lo que se presume que se encuentra “en tránsito” como trabajador temporal  o para tomar “yola” a Puerto Rico.
De esa situación, es que muchos abusadores, se aprovechan para pagarles salarios ínfimos, sin derecho a prestaciones ni de seguro médico o de vida.

7) EXISTEN PRECEDENTES LEGALES Y JUDICIALES, como la sentencia del 15 de Diciembre del 2005, dictada por la Suprema Corte de Justiciaen atribuciones Constitucionales.

8) LA SENTENCIA QUE ANALIZAMOS RATIFICA Y ENRIQUECE la pronunciada anteriormente por ese alto tribunal.

9) EL PODER JUDICIAL INTERPRETA Y APLICA LA LEY, NO LEGISLAN… Para hacer leyes, para eso está el Poder Legislativo… Los jueces lo que hicieron fue RATIFICAR una disposición LEGAL que figura desde 1929 ininterrumpidamente.
LA SENTENCIA DEL CONSTITUCIONAL: INAPLICABLE E INEJECUTABLE.
Por la simple razón de que es MATERIALMENTE IMPOSIBLE demostrar la condición de “extranjero”, de los que fueron declarados como “dominicanos” de forma irregular e ilegal ante lasOficiales del Estado Civil diseminadas en todo el territorio nacional.

a) Porque desde 1929 hasta la fecha, existen miles y miles de “cruces” entre dominicanos y extranjeros.


b) Porque se trata de más de 2 millones de haitianos, lo que hace que la “revisión, auditorias y demandas de impugnación” ante la Junta Central Electoral (JCE) y Tribunales civiles, HAGAN COLAPSAR EL SISTEMA.

c) Por los MILLONARIOS GASTOS que implicaría llevar a cabo tan titánica labor.

d) Porque la decisión tan solo afectaría a no menos de 35 mil haitianos, quienes perfectamente pueden SOLICITAR LA NACIONALIDAD POR LA VÍA EXCEPCIONAL DE LA NATURALIZACIÓN.


e) POR EL COSTO POLÍTICO que conllevaría "despojar" de cédula de identidad y electoral, a ese ENORME CAUDAL ELECTORAL que ejerce el voto usualmente por el candidato postulado por el partido político en el Poder... RECORDEMOS que nuestros rastreros, inescrupulosos, antipatriotas y corruptos politiqueros dominicanos, han sido los primeros en dotar de documentos a los infelices haitianos para beneficio propio.

CONCLUSIÓN: La sentencia PONE ORDEN al proceso de unificación de la isla.
En definitiva, esta sentencia, lo que hace poner orden al proceso gradual de unificación y federalización de la isla Hispaniola.
De haber sentenciado de forma contraria, de acuerdo a los grupos haitianos que quieren cobrar sus honorarios desde ahora, tendríamos masivas inmigraciones haitianas, quienes como conejos se pondrían a procrear y parir “dominicanos” en cada esquina.
Una hecatombe, de eso nos salvamos… Por ahora.

ANEXOS:
Sentencia de la Suprema Corte de Justicia del 15 de diciembre del 2005
Sentencia TC/0168/13 del Tribunal Constitucional del 25 de Septiembre del 2013.
|

Comentarios

Escribe un comentario

¿Quieres usar tu foto? - Inicia tu sesión o Regístrate gratis »
Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar